Una de mis temporadas favoritas es la de marzo a julio porque se cosecha la piña y la puedo disfrutar. Esta deliciosa fruta tropical es favorita de muchos no solo por su sabor sino por sus propiedades nutritivas. Entre sus nutrientes más destacados están la vitamina C, el manganeso y la fibra. Al igual, contiene un grupo de enzimas digestivas llamadas bromelina.

Aporte Nutricional:

La piña es una fuente de bromelina, un grupo de enzimas digestivas con propiedades anti-inflamatorias que pueden aliviar la artritis y dolores musculares. En la actualidad se utiliza para reducir la inflamación y dolor causada por la tendinitis, torceduras y otras lesiones musculares.

Si quieres lograr una piel más suave, elástica y firme; ya tienes otra razón para incluir la piña en tu alimentación. Esta exquisita fruta es una buena fuente de vitamina C; nutriente que promueve la formación de colágeno, una proteína importante en tejidos tales como la piel y los huesos. Al colágeno se le denomina el guardián de tu piel porque ayuda a mantener su estructura.

La piña también contiene manganeso, un mineral que forma parte de tus huesos, hígado y riñones. Asimismo tiene un rol importante en el metabolismo de carbohidratos y la grasa. Algunos estudios indican que el manganeso pudiese ayudar a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual(1); tanto los altibajos emocionales y cambios de humor, como los dolores menstruales.

Consejos para Usarla

Por su sabor dulce y algo acido, la piña la puedes agregar a salsas, jugos, helados, tortas, ensaladas, pico de gallo y pinchos.

  1. http://umm.edu/health/medical/altmed/supplement/manganese