Los padres frecuentemente me preguntan que deben empacarle a su niños en la lonchera. Ellos saben que  el rendimiento físico y mental de sus hijos dependerá en gran parte de la calidad de sus comidas.

 

Sin una buena alimentación, los chicos pueden experimentar dolor de cabeza, fatiga y falta de concentración en el colegio.

 

Aquí tienes algunas ideas creativas para las loncheras de tus hijos:

 

  • Cocina con tus hijos. Asígnalo como tu ayudante de cocina o sous-chef. Cuando te ayudan a planear y preparar la comida, ellos estarán mas dispuestos a probar nuevos alimentos.

 

  • Aventúrate en la cocina con tus hijos. Prepara una receta nueva con tus hijos a menudo, usando ideas del internet, un programa de cocina o simplemente de un libro de recetas. Cocina una crujiente tortilla con vegetales y pollo o un chili con pavo y frijoles.

 

  • Se persistente. Sírvele un vegetal o comida nueva a tu hijo varias veces antes de darte por vencido. A los mas pequeños les puede tomar 10 a 15 veces aceptar una comida nueva. El mejor mensaje que le puedes dar a tu hijo es que la comida y comer es una experiencia divertida y agradable.

 

  • Varia tus comidas. Sirve un alimento de distintas maneras. Un día prepara zanahorias en ensalada, otro día con pasta y otro día en estofados o panecillos.

 

  • La seguridad es prioridad. Escoge una lonchera que puedas limpiar fácilmente y compra paquetes de hielo sintético o artificial. Es esencial mantener la comida fría y segura; evitando así que los chicos se enfermen por bacterias.

 

  • Incluye una fuente de proteína: un huevo cocido, tortilla, mantequilla de maní, pollo o pavo.

 

  • Elige sus carbohidratos inteligentemente. Cerciórate que los panes, tortillas y panecillos tengan como primer ingrediente un grano completo. Por ejemplo: Trigo, maíz o cebada; ya que tienen mayor cantidad de nutrientes.

 

  • Dales bebidas nutritivas. Dales leche baja en grasa y agua. Limita el jugo 100% de frutas a ½ a 1 vaso diario.

 

  • Piensa en los colores del arco iris. A los chicos les fascina los alimentos con colores vivos y crujientes, tales como: zanahoria, pimientos rojos, manzanas y fresas.

 

  • Enséñales a valorar la comida. Llévalos a granjas donde siembren hortalizas y frutas o empieza a sembrar especies y vegetales en tu propio huerto.

 

  • Mezcla las comidas. Combina alimentos nuevos con los que a ellos más les guste. Por ejemplo mezcla arvejas con macarrones o coditos y queso o añade zanahorias a la pasta.

Asegúrate que tus hijos tengan una gran variedad de comidas durante la semana está el placer y le ayudara a expandir su experiencia con la comida.