Si disfrutas de los chiles y pimientos ya tienes varias razones para disfrutarlo.  Según un estudio reciente, el consumo regular de comida picante parece estar asociado a una vida más larga y placentera.

Los chiles y pimienta de cayena tienen un componente, capsaicina, que está llamando la atención de expertos. Este ingrediente es el que nos produce ardor en la boca y  brinda beneficios a  nuestra salud. Varios estudios han mostrado que  la capsaicina tiene propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes. Razones por las que podrían combatir ciertos tipos de cáncer, el sobrepeso, diabetes y enfermedades del corazón.  También, se ha demostrado que la capsaicina puede aumentar el metabolismo lo que podría ayudar a combatir el sobrepeso

Otra razón para gozar de los alimentos picantes es su composición nutricional; son fuente de vitaminas A y C.  Estas vitaminas  son poderosos   antioxidantes  que nos ayudan a proteger nuestro cuerpo de enfermedades. Al mismo tiempo, son esenciales para la salud de la vista, huesos y sistema inmune.

Los chiles se pueden usar frescos, secos o en polvo. Enfríalos lo más rápido posible en una bolsa plástica para mantenerlos frescos. Si prefieres  comprarlos en polvo o seco, guárdalos en un lugar frio y envasado herméticamente.  Los chiles se pueden usar en aderezos, salsas de chile, pizzas, carnes y sopas.

Ten cuidado de no comer comidas picantes si sufres de reflujo, ulcera, acidez estomacal o colitis. En estos casos, el picante pudiese empeorar tu condición.

Los chiles y pimienta de cayena le dan un gran sabor a tus platillos. Pero anímate a cocinar con varios condimentos. Usa  canela, laurel, pimientos, albahaca etc. Estos condimentos contienen, flavonoides, nutrientes que te ayudan a combatir enfermedades.