Las semillas de linaza, chía y cáñamo cada vez son más populares. Además de contar con un gran número de nutrientes; podrían brindarle beneficios a tu corazón. Demos un vistazo a lo que los estudios nos dicen sobre estas interesantes semillas.

§  La Linaza: Una manera fácil de combatir las enfermedades del corazón es consumiendo esta preciada semilla, gracias a su contenido de omega-3, fibra dietética y lignanos. La fibra puede reducir los niveles de colesterol en la sangre. La grasa alfa linolenica en la linaza se convierte en Omega-3 al consumirla y tiene propiedades anti-inflamatorias. Los lignano son un tipo de fibra con características fitoestrogenas, sustancias químicas en la linaza que tienen características similares a los estrógenos humanos.

§  Semillas de Chía: Esta semilla que fue de gran importancia en la dieta de los Mayas y Aztecas; ha despertado el interés de muchos en la actualidad. Su perfil nutricional es interesante ya que contiene proteína, antioxidantes, grasas Omega 3, Omega 6 y fibra. Varios estudios  han mostrado que las semillas de chía podrían reducir los triglicéridos y subir el colesterol bueno o “protector”.

§  La semilla de cáñamo: su uso como fuente de comida, fibra y medicina data de siglos, que incluye el antiguo Egipto. Esta semilla es rica en grasa alfa linolenica (Omega 3), magnesio y vitamina E; esta combinación ofrece grandes beneficios para la salud de tu corazón. Vale la pena anotar que esta semilla contiene más proteína que las dos anteriores y es fuente de calcio, fosforo y potasio.

Estas semillas se pueden utilizar como ingredientes al preparar muffins, waffles y galletas. Añádelas a las ensaladas, yogurt o avena. Usalas en moderación y déjale saber a tu doctor que las estas consumiendo; podrían interactuar con ciertos medicamentos.