¿Qué tipo de ejercicio es el mejor para ti? Te preguntaras.

Existen 2 tipos: el aeróbico, en el que se emplea grupo de músculos grandes. Y sus beneficios incluyen mejorar la circulación de tu cuerpo y fortalecer el funcionamiento del corazón, pulmones y ¡todo el cuerpo! Además de prevenir varias enfermedades.

El anaeróbico es un tipo de ejercicio de alta intensidad y poca duración y a diferencia del aeróbico no se necesita oxigeno para realizarse. Como ejemplo tenemos: las pesas, saltar el lazo y los isométricos. A lo mejor no tiene tantos beneficios como el aérobico pero es muy eficaz para formar y fortalecer los músculos.

Cuando aumentas la masa muscular, el cuerpo quema más grasa aun cuando está en descanso.
Cualquier ejercicio que elijas ya sea por tu horario de trabajo o estilo de vida, lo importante es ¡moverse! Una vida sedentaria aumenta muchos riesgos de enfermedades tales como: diabetes tipo 2, cáncer, osteoporosis y cardiovasculares.